jueves, 21 de junio de 2012

Crónicas Marcianas, de Ray Bradbury



Crónicas Marcianas es una recopilación de relatos escritos por Ray Bradbury, publicado en 1950. Junto con Fahrenheit 451 es el libro más conocido del escritor estadounidense, un referente en la literatura de ciencia ficción.
                A pesar de tratarse de una recopilación de relatos, estos siguen una línea argumental fija: cuentan la historia de la colonización, el asentamiento y la destrucción de Marte, desde la primera expedición terrestre en enero de 1999 hasta octubre de 2026.
                Cuatro expediciones son necesarias para que los humanos colonicen finalmente el planeta vecino. Las tres primeras fracasan estrepitosamente, pero es en la cuarta cuando los astronautas recién llegados descubren que los marcianos han muerto de varicela y pueden quedarse con el planeta rojo sin problemas.
                Es un libro maravilloso que merece ser disfrutado con lentitud. Nos asombraremos al descubrir cómo imaginaba Ray Bradbury que serían los viajes fuera de nuestro planeta, y disfrutaremos al máximo con la imaginación del escritor.


El principio de Marte, el fin de la Tierra
Después de la colonización de Marte, la raza humana viaja al planeta en busca de un nuevo hogar. Es una repetición de la colonización que sufrió América a finales del siglo XV, con el mismo resultado hacia los habitantes previos del lugar.
                Pero la colonización de Marte supone la extinción de los marcianos, y de la Tierra, debido a una guerra nuclear que allí estalla. Los humanos que se trasladaros a Marte vuelven a su planeta natal cuando estalla la guerra, para estar de nuevo con sus familiares. Y Marte vuelve a quedarse abandonado, ya sin habitantes propios ni extranjeros.     
                El libro, en clave de relatos muchas veces tiernos y otros realmente aterradores, no hace más que criticar el modo de vida humano, que llega incluso a suponer el fin de la vida extraterrestre. Es la inconsciencia humana la que destruye todo a su paso. El ansia colonizadora arrasa sobre todas las cosas, sin plantearse si realmente es necesaria tanta destrucción.


El futuro visto desde el pasado
Cuando se escribió el libro se creía que Marte estaba poblado por extraterrestres, que no eran más que humanos con colores de ojos y de piel diferente a los nuestros. Se imaginaba que Marte tenía un cielo azul, mares, plantas, ríos y ciudades habitadas, exactamente igual que la Tierra. También hay atmósfera, que permite a los humanos recién llegados bajar del cohete como si acabaran de llegar a su casa.
                Los marcianos poseen poderes telepáticos, que les permiten crear ilusiones para los recién llegados y comunicarse con ellos a pesar de que no hablar el mismo idioma. 

------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta será mi colaboración al número de julio de Más Literatura, que será un número dedicado al escritor Ray Bradbury. ¡Cuando salga haré una entrada!

3 comentarios:

  1. Ray era el jefe, un auténtico maestro. Y, desde mi punto de vista, este fue su mejor trabajo.
    Un libro sin duda imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el primer libro que leo suyo y estoy encantada. Su visión de cómo sería la vida en el año 2000 da ternura :)

      Eliminar
  2. Con su fallecimiento este mes, decidí ir en busca de Crónicas marcianas. Después de leer la reseña (un poco por encima, temor al spoiler) he de decir que ya es una compra asegurada y una lectura obligatoria.

    Leí Fahrenheit 451 el año pasado, creo que te lo recomendé varias veces. Me parece una obra maestra absoluta. Creo podría gustarte.

    Un saludo =D

    ResponderEliminar