viernes, 22 de octubre de 2010

Metro 2033


 Esta es una imagen real del metro de Moscu... ¡yo quiero ir!


Metro 2033, Dmitri Glujovski

Año 2033, Moscú. Hace años se desató una guerra nuclear que acabó con toda la vida que conocíamos de la superficie. Los únicos humanos que sobrevivieron se encuentran bajo tierra, en el metro de Moscú. Dicho metro fue construido durante la Guerra Fría para salvar a los moscovitas en caso de ataque nuclear…
Los supervivientes que consiguen vivir en la gigantesca red de metro lo hacen gracias al musgo, las setas, la cría de cerdos y de gallinas y el té (lo del té puede resultar ridículo, pero es necesario para el desarrollo de la historia)
Artyom, un superviviente que lleva prácticamente toda su vida bajo tierra en la estación VNDKh, por motivos que escapan de su control se ve sumergido en una aventura que le llevará por toda la línea de metro para intentar salvar a los últimos supervivientes.



Ahora mi opinión:

Se trata de una novela muy buena, original y bien escrita. El primer capítulo engancha muchísimo al contarte este momento en el que se encuentra la civilización, pero a mi parecer el libro decae bastante en las siguientes 150 páginas. El inicio es relativamente lento –cosa que se agradece por la cantidad de información que te da -, pero lo que sí es cierto es que llegado a la mitad del libro no lo puedes soltar. Yo pretendía dejar el libro a mitad viendo en lo sosín que se había convertido, pero me recomendaron que lo siguiera o me arrepentiría el resto de mi vida. Lo seguí y no me arrepiento de haberlo hecho ^^
                Qué más contar… Podemos ver una increíble evolución en Artyom desde el inicio de la novela hasta el final. En ese sentido, me gusta muchísimo ver cómo se va llenando como si fuera una jarra vacía con las opiniones y puntos de vista de la gente que conoce. Cronológicamente no es una novela que lleve mucho tiempo (a lo sumo… ¿un mes? No sabría decirlo porque en el metro siempre es de noche…) pero el pobre Artyom las pasa canutas en toda su aventura…
                Su género… yo lo calificaría como terror-aventura (en ese orden).
                El final… ¡increíble! Es el final del libro ideal: todo se aclara y te deja además con un sentimiento de culpabilidad tremendo. Sólo por ese final, que para entenderlo hay que haber vivido toda la novela, merece muchísimo la pena el libro.



1 comentario:

  1. Joder, ahora quiero leerlo... Esto no se hace.

    ResponderEliminar