lunes, 22 de noviembre de 2010

Muertos Vivientes, Antología de Christopher Golden




                El libro “Muertos Vivientes, Antología por Christopher Golden” recoge fantásticos relatos de terror que comparten una misma idea: la posibilidad de que los muertos vivientes, los zombies, tomen importancia en nuestro mundo y finalmente aparezcan.
                Con cuentos rara vez superiores a 30 páginas, este libro es ideal para leer en cualquier parte. Mientras lo estás leyendo ocurre el conocido “venga, un cuentito más y me voy a dormir”. Lamentablemente para mis horas de sueño en aquellos días, en mí siempre ganaban las ganas de ser asombrada por otra maravillosa idea.
                La mayor parte de los cuentos hablan sobre el problema de los zombies en la sociedad, ya sea que coman gente o no lo hagan, aunque hay un relato que no comprendo exactamente qué es lo que hace en esta antología, por muy bueno que sea, pues no salen ni zombies ni nada por el estilo.
Encontramos también cuentos en primera persona-zombie, como por ejemplo Lázaro(fantástico cuento que habla sobre el primer zombie documentado –en la Biblia -, que es Lázaro, a quien Jesucristo devuelve a la vida) escrito por John Cannolly, o Copper, de Stephen R. Bissette (un buen texto muy original en la forma en la que está escrito, pero algo lioso de leer a veces).
Lo malo de este libro, pues todos tienen algo en lo que flaquean, son algún que otro de sus relatos. Mi asombro en este caso fue comprobar que uno de los más flojos del libro es el escrito por Max Brooks (por otra parte autor de maravillosos libros como Guía de Supervivencia Zombie o Guerra Mundial Z) titulado Pasar Página S.L.
Pero, para mí, el mejor de todos se titula El viento grita el nombre de María  de Brian Keene: una fantástica historia en la que el amor traspasa las fronteras de la muerte. Pero muy seguido en mi lista de preferencias está el cuentito escrito por Aimee Bender titulado Por Nosotros que me inspiró para este cuento.

Y creo que esto es todo lo que puedo comentar sobre este libro sin destriparlo. Sin duda alguna, lo recomiendo aunque no reciba ningún porcentaje de las ventas. De todos los libros de zombies que he leído, que me enorgullezco de que no son pocos, es uno de los más agradables de leer.

7 comentarios:

  1. Qué asco... ahora quiero leerlo. Otro más para la lista. Te odio xD

    El de "Lázaro" me ha llamado muchísimo la atención, así que ahora tendré que esperar a ver cuándo podré pillármelo.

    Buena reseña, por cierto.

    PD: Para que el link quede mejor, en "Editar entrada" selecciona las palabras "este cuento" del penúltimo párrafo y dale a "Enlace". En esa ventana, por el link y saldrá como hipervínculo quedando más guayesco.

    ResponderEliminar
  2. Vale Carlos, lo he editado es cierto que ahora se ve muchisimo mejor. Muchs gracias

    Y por supuesto, es un libro muy merecedor de ser leido! En Navidades ponte a ello XD

    ResponderEliminar
  3. Vaya si conoceré eso de "venga, un cuentito más y me voy a dormir" (o un capitulo más) es por eso que desde que empecé la universidad tuve que dejar la lectura para las vacaciones solamente, que me engancho y luego no hay quien me haga estudiar.

    Saludos, Uriel

    ResponderEliminar
  4. Me pasa exactamente exactamente lo mismo, Uriel XD También he tenido que dejar los libros para ocasiones casi llamémoslas especiales.

    Por cierto, eres el primer Uriel que conozco, a pesar de que opino que es uno de los nombres bíblicos más bonito: la luz de Dios...

    ResponderEliminar
  5. Sí es un nombre bastante "raro" (entendido como original o poco común).

    Yo soy de Argentina, aunque tengo intención de nacionalizarme español, y allí tampoco era un nombre común para alguien de mi edad (casi 23 años, cuplo el 30) o mayor, pero luego se empezó a usar bastante en niños que ahora tendrían unos 10 años o menos, en muchos casos, porque los padres escucharon mi nombre y les gustó.

    Ahora vivo en Barcelona, y acá tampoco he escuchado el nombre Uriel, pero es muy común Oriol (combre catalán), que se pronuncia como "Uriol".

    De pequeño no me gustaba tanto tener un nombre tan "raro" pero hace ya unos cuantos años que me gusta mucho por su originlidad, además, si escucho "¡Uriel!", seguro que soy yo, jeje.

    Tu también eres la primera Azufre que conozco ;)

    PD: Mis padres eligieron el nombre justamente por su significado y originalidad

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, he leído en el diario que ha habido un vendaval allí en Tenerife, que incluso ha desplazado coches, ¿tu que tal?

    ResponderEliminar
  7. Realmente no ocurrió mucho en mi ciudad, aunque en el norte de la isla si que volaron techos y coches...
    Yo lo único positivo que saqué fue que, mientras había alerta roja, estuve sin clases XD

    ResponderEliminar